Barba aquí y barba allá

La información ha corrido como la pólvora: Adidas ha ofrecido 200 millones de dólares a James Harden durante 13 años para que se una a la marca alemana. La cifra, que ya impresiona de por sí sola, se magnifica aun más sabiendo que esa cifra es la mitad de lo que Adidas ha pagado por ser el proveedor oficial de la NBA durante 11 temporadas. Nike tiene hasta el viernes para igualar la oferta, aunque la mayoría de las fuentes aseguran que no lo hará. De aceptar la oferta, de unos 15.4 millones de dólares por temporada, Harden se situaría entre los jugadores que más cobran por patrocinio de zapatillas. Estaría por encima del nombre principal de Adidas, Derrick Rose, sin embargo seguiría por debajo de los contratos de LeBron James que percibe unos 20 kilos por año por parte de Nike o Kevin Durant, que el año pasado renovó con Nike por la escalofriante cifra de unos 30 millones de dólares al año. james-harden-adidas-contract-620x413 Chris Grancio, Director General a nivel internacional de Adidas, ya ha anunciado que tras renunciar a seguir trabajando a partir de la temporada 16/17 con los uniformes la NBA, la empresa va a «invertir más dinero que nunca durante los próximos 5 años». La compañía cambia su estrategia: a partir de ahora invertirá en los jugadores. A continuación, os explico las razones por las que Adidas ha elegido a James Harden:

  • Superestrella emergente: De los 5 candidatos principales el año pasado al MVP (Curry, Harden, LeBron James, Westbrook y CP3), ninguno utilizaba zapatillas es patrocinado por Adidas. A sus 25 años, James Harden se está confirmando como una de las superestrellas de la liga. A pesar de no llevarse el MVP oficial de la NBA, los jugadores sí que lo reconocieron como el mejor jugador de la temporada pasada.landing-feature
  • Cuestión de nombres: Analicemos a los principales jugadores que patrocina actualmente Adidas: Derrick Rose, John Wall, Damian Lillard y Dwight Howard. Rose es uno de los mejores bases de la liga, sin embargo, debido a sus lesiones durante los últimos años ha estado más tiempo fuera de la pista que dentro. John Wall y Damian Lillard son dos bases eléctricos y jóvenes, pero su nombre aun no suena tan fuerte como los LeBrons, Kobes o Durant que Nike patrocina. Y, finalmente, llegamos a Dwight Howard, que a pesar de los pívots más determinantes de la liga, no es un jugador especialmente querido por el público.
  • Una imagen singular: Érase un hombre pegado a una barba. Al igual que sucede con la ceja de Anthony Davis, Harden tiene un rasgo facial que le diferencia notablemente del resto de jugadores. Una imagen singular que se vende sola. Justo lo que una compañía como Adidas está buscando para su marketing. #FearTheBeard, puesto que esta barba ha llegado para hacerse un sitio en la élite.james_harden_fear_the_beard_wallpaper_ver_2_by_michaelherradura-d74ptoa
  • Un gran mercado: Texas es el segundo estado más grande y más poblado de Estados Unidos. Houston es la ciudad más poblada de Texas. Las matemáticas son bastante sencillas en este aspecto. Además, gracias a la presencia durante años de Tracy McGrady, y sobre todo Yao Ming, en los Rockets, la franquicia cuenta con gran popularidad en China.

Nota: Todas las imágenes pertenecen a sus respectivas páginas web (michaelherradura.deviantart.com, GQ y Sneakernews).