Kristaps Porzingis, mucho más que un hype

Elegido en el 4º puesto del Draft 2015, la adición de Kristaps Porzingis llenaba de dudas la ciudad Nueva York. Con apenas 19 años en ese momento, sus gráciles movimientos en un jugador de más de 220 centímetros no eran aval suficiente para los críticos de la gran manzana. Hubo incluso quien lloró en la propia ceremonia del Draft tras confirmarse su elección. Transcurridos tan solo 14 partidos de liga, el fenómeno Porzingis es una realidad.

Puede que sea su sonrisa confiada. Puede que sean sus triples y sus putbacks. O puede, quizá, que sea su amor profuso a la Gran Manzana. No sé qué es eso que tiene, pero este gigante letón ha calado fuerte a los aficionados de los Knicks. Por primera vez en muchos tiempos, un jugador ha llevado la ilusión a la Meca del baloncesto.

Sabiendo que todavía hemos de ser cautos y que, todo lo que sube puede bajar, se puede decir sin temor alguno que los primeros partidos de Porzingis han superado las expectativas: en 25.4 minutos por partido, promedia 13.2 puntos, 8.8 rebotes y 1.5 tapones. Sí, es cierto, sus porcentajes de tiro son algo bajos por ahora (42 % en tiros de campo y 30.8 en tiros de tres); no obstante sus números son prometedores.

Las comparaciones son odiosas, pero todo un futuro miembro del Hall of Fame como Kevin Durant, promedió un 43 % de tiro y un 28.6 % en tiros de tres en su primera temporada en la NBA.

La sensación en Letonia

Letonia es un país más bien pequeño, de apenas dos millones de habitantes, que solo ha dado 3 jugadores a la NBA en su historia. El primero, Gundars Vetra, tuvo un paso más que testimonial por la NBA: 13 partidos en la temporada 92-93 jugando para los Minnesota Timberwolves. El segundo, Andris Biedrins, algo más popular, tuvo su época álgida entre los años 2007 y 2009 en los Warriors, sin embargo, su alto salario y su bajo rendimiento hizo que su carrera se diluyera como un azucarillo. Porzingis, el tercero, ha sido el primero en causar verdadero furor entre los letones.

Porzingis celebrando
Foto de Newsday

Al igual que sucedía en España con Gasol, allá por el principio de la década de los 2000, los letones se quedan también de madrugada despiertos para poder ver cómo su compatriota se hace un nombre en la NBA. Su impacto es cada día mayor. Su viralidad, puede no tener límites.

Armands Tripans, periodista de la televisón letona, ha declarado a la prensa de Nueva York que en su país sienten que Kristaps es un orgullo para Letonia. «Aumenta nuestro orgullo como nación. Es un orgullo para Letonia», comenta el reporte sin arrugarse. «Su impacto es enorme. Si lo comparamos con el resto de atletas letones, es el número uno en popularidad. No solo en baloncesto, sino en el conjunto de todos los deportes», añade.

Porzingis sabe que empieza a ser un fenómeno en su país, sin embargo, quiere demostrar su valía más allá de simpatías. Sobre las votaciones para el All Star, en las que se presume que habrá un apoyo masivo al jugador por parte de los habitantes de su país, ha declarado: «Muchos me van a votar en Letonia, pero quiero merecerlo. No solo quiero que sea porque mi país mi apoya. Quiero ser merecedor de mi puesto si algún día me votan».

Kristaps Porzingis: «Si algún día soy All Star, quiero merecerme el estar ahí».


El triplista más alto de la historia

Pocos son los jugadores de más de 2.20 que tiran de tres. De hecho, pocos son los jugadores de más de 2.20 que han jugado en la NBA, en general (véase la lista de jugadores de más de 7’3” en la historia de la NBA). Teniendo en cuenta este factor, la movilidad y versatilidad de Porzingis, adquieren un valor aún mayor.

En la era por antonomasia del small ball, tener un tipo de la envergadura de Kristaps que pueda anotar triples cuando está abierto es un arma de un valor casi inestimable. Al letón se le ve confiado desde la línea de tres y no duda en disparar cuando cree que tiene opciones. De hecho, no se limita a realizar tiros intrascendentes: hace bien poco le vimos anotar este triplazo para forzar la prórroga que por una décimas no valió.

Su altura y su muñeca le puede hacer convertirse en un jugador único en su especie. Huelga decir que, de continuar con su número de lanzamientos actual, pulverizará el récord vigente de número de intentos de triple en un jugador de 2.21 metros o más. Como muestra, os dejo la cifra actual, que ostenta el gran Arvydas Sabobis:

Players with most 3-point attempts in a season (7’3″ or taller)
• Arvydas Sabonis (7’3″): 132 in 1997
•​ Arvydas Sabonis (7’3″): 115 in 1998​
•​ Arvydas Sabonis (7’3″): 104 in 1996​
•​ Manute Bol (7’7″): 91 in 1989
• Zydrunas Ilgauskas (7’3″): 39 in 2009
•​ Kristaps Porzingis (7’3″): 39 in 2016 (through 14 games)

Porzingis tirando de tres
Foto vía CBS Sports

En la carrera por el Rookie del Año

A pesar de que su pronta elección en el draft de este año podría llevarnos a pensar que era casi obligatorio que Porzingis estuviera entre los principales candidatos a novato del año en la NBA, faltaríamos a la verdad si afirmáramos este hecho.  A principio de temporada, pocos apostaban por el como una baza real para lograr el premio.

Sus primeras actuaciones han sorprendido a los analistas. Kevin Pelton, de ESPN comenta: «A pesar de las proyecciones, me han sorprendido algunas cosas que Porzingis nos ha mostrado hasta la fecha. Imaginé que tendría problemas para defender contra aleros más rápidos en el perímetro. Aunque eso ha sido un problema en ocasiones, la longitud de Porzingis le ha permitido hacer jugadas incluso cuando lo superan inicialmente.Además, las estadísticas de Porzingis en la ACB no sugerían que sería una fuerza tan notable como reboteador ofensivo con putbacks. Clasificó séptimo en porcentaje de rebotes ofensivos entre los jugadores con, por lo menos, 100 minutos.» Por su parte, Chad Ford añade: «Me sorprende la rapidez con la que se ha desarrollado y adaptado a la NBA. El juego de Porzingis refleja un nivel de confianza que supera el de la mayoría de los novatos».

«Me sorprende la rapidez con la que se ha desarrollado y adaptado a la NBA. El juego de Porzingis refleja un nivel de confianza que supera el de la mayoría de los novatos». —Chad Ford.

La última actualización de la página oficial de la NBA, le sitúa ya como tercera máximo candidato a hacerse con el Rookie of the Year, por detrás tan solo de Karl-Anthony Towns y Jahlil Okafor.

No cabe duda de que su porvenir es más que prometedor. Su talento y su potencial son prácticamente ilimitados y, perfeccionando ciertos puntos débiles como su físico o su defensa, puede convertirse en uno de los grandes jugadores de la NBA en un futuro no muy lejano. Ya lo decía Dirk Nowitzki: «Este chico no tiene límites». Palabra de Dirk.

Porzingis y Melo
Foto vía USAFTW

 

 

 

 

 

 

NBA vs FIBA

No es algo que nos pille de improviso: NBA y FIBA Europa flirtean desde hace ya más desde una década. Corría ya el año 2002 y múltiples periódicos y revistas deportivas abrían sus secciones de baloncesto con la noticia de que el Real Madrid, quizá el equipo más interesado en esta expansión internacional de la NBA,  quería participar en la mejor liga del mundo. Con el paso de los años hemos sabido que esa primera noticia o rumor que despuntó en su momento, y que era más bien de carácter sensacionalista, está cada día más cerca de acaecer.

A pesar de que existe interés mutuo por parte de los dos tortolitos, si algo ha quedado claro es que esta posibilidad no se va a tornar real en un futuro inmediato. Adam Silver, actual comisiado de la NBA, comentaba a principios de este 2015 que cree que el destino manifiesto de la liga es su expansión. Comparando su liga con la NFL, la más seguida de las grandes ligas en EE.UU., reconocía que la mejor liga de la baloncesto del mundo iba aun un paso por detrás frente a su homóloga de fútbol americano, ya que esta ya ha cerrado un acuerdo para tener una franquicia asentada en Londres para 2021. No obstante, matizaba: «Tenemos que tener los pies en la tierra. Para nosotros sería muy difícil contar con solo un equipo en Europa. Necesitamos cuatro».

Foto vía ultimahora.com
Real Madrid-Boston Celtics. Foto vía ultimahora.com

¿Futura División Europa? Más que probable. ¿Número de equipos? Por ahora, parece que se pretende partir de cuatro. ¿Fecha de comienzo del proyecto? Todavía por determinar.

Eso es lo que más duele a los equipos con pretensiones NBA, que por mucho que insistan, todavía no hay siquiera una fecha en el horizonte, algo a lo que agarrarse.  Como comentábamos al inicio uno de los más interesados, dispuesto a comenzar en el presente si fuese necesario, es el Real Madrid. A un empresario como Florentino no puede escapársele una oportunidad como esta. NBA significa prestigio, expansión internacional y presencia mundial. NBA significa ingresos.

Llegados a este punto, para mí la pregunta no es si existe la posibilidad de que equipos FIBA disputen la NBA, la pregunta candente es la siguiente: ¿están los equipos europeos al nivel de los NBA?


 

Lo que nos dice la estadística

La NBA lleva muchos años —todo empezó con los míticos Bullets en el 78— organizando partidos fuera de sus fronteras contra equipos FIBA, en especial, equipos europeos. Si tomamos la estadística oficial, teniendo en cuenta que solo un pequeño porcentaje de los partidos internacionales se han disputado contra equipos no europeos, la estadística es clara: 72-14 a favor de los equipos NBA.

Los Spurs en Milán en el 99. Foto vía NBA

Podemos pensar que la estadística no hace justicia a la situación actual, que antaño existía una diferencia entre equipos NBA y FIBA y que ahora el nivel de la NBA ha caído y que aquel gran margen ahora se antoja más remontable, no obstante, lo que hemos visto este verano no apoya en demasía esa teoría: esta pretemporada, el único equipo europeo capaz de superar a un NBA ha sido el Fenerbahçe Ulker.

Ni el EA7 Emporio Armani Milano, ni el Maccabi, ni el Real Madrid han conseguido hacerse con la victoria. Sí, es cierto, ni Milán ni Maccabi Haifa son equipos punteros en Europa pero lo que no se puede decir es que el Madrid no lo sea. El equipo dominador del panorama FIBA el curso pasado, campeón de campeones, arrasador y demoledor, no pudo competir con los Celtics, el equipo con el 16º mejor récord de la temporada pasada en la NBA. Y no fue precisamente por falta de rodaje, ya que si alguno de los dos equipos estaba más metido en competición ese era precisamente el Madrid.

milan-macvan-olimpia-milan-vs-boston-celtics-nba-global-games-milan-eb15-photo-nba-getty
Los Celtics disputando un encuentro en Milan. Foto vía Euroliga

El problema no es únicamente que los equipos europeos caigan derrotados ante equipos NBA. El problema reside en que, en la mayoría de los casos, los equipos punteros de la Euroliga no pueden contra equipos mediocres de la NBA.

De nuevo, sé que estos argumentos son rebatibles y que no todo el mundo coincidirá con ellos, por ello, prosigo con el análisis.


 

Jugadores NBA en ligas europeas

Quizá una de las formas más significativas de calibrar el margen que existe entre ambos baloncestos sea ponderar los casos de jugadores NBA (o con pasado NBA) que han migrado de forma temporal o definitiva al viejo continente. A pesar de que no es una novedad, este flujo ha aumentado durante los últimos años dejándonos casi siempre la misma conclusión: el rol de los jugadores que llegan a Europa crece significativamente.

Rudy Fernández y Sergio Rodríguez. Foto de RealMadrid.com
Rudy Fernández y Sergio Rodríguez. Foto de RealMadrid.com

Existen ejemplos de todo tipo de jugadores pero el perfil habitual, centrándonos en la actualidad y no en los noventa o los ochenta, suele ser el de jugadores de nivel medio o de segunda fila que abandonan una liga que no les da oportunidades o en la que apenas disputan minutos para recalar en equipos de primera fila en Europa. Nombres los hay a patadas: Jordan Farmar, Jan Vesely, Sony Weems, Shasha Vujacic, Gigi Datome, Rudy Fernández, Sergio Rodríguez, Gustavo Ayón, Alexey Shved y un sinfín más de nombres que dejo por el camino.

Jan Vesely posa con nueva camiseta
Jan Vesely posa con nueva camiseta

Un ejemplo que no he comentado en la lista anterior, quizá porque está un paso por delante de los anteriores, pero que nos viene de perlas para apoyar esta teoría es el de Kirilenko. El ya retirado Andrei Kirilenko ha sido uno de los europeos más destacados en los últimos años en la NBA. Formó parte de los mejores Jazz de los últimos tiempos (mediados de los 2000s aproximandamente) y llegó incluso a ser All Star en un ocasión. No obstante, a pesar de que fue un gran jugador, nunca llegó a ser una estrella de la NBA.

Cuando se hizo oficial el lockout de la NBA allá por 2011, Andrei dejó los Jazz para jugar en el CSKA y, a diferencia de muchos otros jugadores que migraron, Kirilenko no regresó en toda la temporada a la NBA y decidió completar su año en Europa. Y vaya año. Aunque no venía ni de lejos de sus mejores números en EE.UU. el alero ruso dominó a sus 30 años la Euroliga con partidazos en los que superaba con facilidad los 30 puntos de valoración. Todo ello le valió llegar a hacerse con el MVP de la Euroliga.

Kirilenko, MVP de la Euroliga en 2012
Kirilenko, MVP de la Euroliga en 2012

Al igual que el de Kirilenko, podríamos comentar otros muchos casos. No tenemos que irnos tan lejos para ver cómo buenos jugadores que no disfrutaban de los roles que esperaban han regresado a Europa y han triunfado: Rudy Fernández o, sobre todo, Sergio Rodríguez pueden dar buena fe de ello.


 

Conclusión final

Como se ha podido ver de forma implícita y explícita durante el resto del análisis, no creo que la división europea estuviese actualmente al nivel de competir con el resto de divisiones NBA. Aunque solo he comentado algunos factores superficiales y quizá en algunos casos algo ventajistas, son muchos los factores que me llevan a esta conclusión; no solo los que he repasado con anterioridad. El análisis podría extenderse mucho más y entrar aun más en detalle pero en esta determinada ocasión esa no era mi voluntad.

El nivel de tecnificación de los jugadores, con programas de alto rendimiento físico, programas de nutrición avanzada y entrenamientos para el desarrollo de las habilidades individuales de los jugadores desde muy temprana edad genera unos atletas capaces de jugar con un ritmo e intensidad que con el paso de los minutos superan la técnica, los fundamentos y el nivel táctico de los equipos FIBA. No digo que los equipos FIBA no sean capaces de ganar ningún partido a los NBA, ni que estén a años luz de ellos, no obstante, en mi opinión, no creo que ninguno de ellos pasara de los últimos puestos de las clasificaciones en la actualidad.

maxresdefault (1)

 

Make it rain

Es un hecho palpable en los contratos que se están firmado durante este período de agentes libres: la NBA se prepara para un aumento del tope salarial sin precedentes. Se espera que, debido al nuevo contrato televisivo que la liga ha firmado (por valor de 24.000 millones de dólares), el tope salarial aumente de 67 millones en la temporada 2015/16 a unos 89 en la siguiente campaña.

Los equipos están gastando más que nunca, firmando contratos con los jugadores cuyas cifras sobresaltan al más pintado. Entre todos los contratos firmados, destaca muy por encima de los demás un nombre: Anthony Davis.

El hombre de la ceja más famosa de la NBA ha firmado un contrato con los New Orleans Pelicans que le garantiza 145 millones de dólares durante 5 temporadas. Los Pelicans han ofrecido al jugador lo máximo dentro del marco legislativo actual de los contratos de la NBA. Sin embargo, al contrario de lo que muchos piensan, este acuerdo no comienza el año que viene sino en la temporada 16/17. Durante la próxima temporada, Davis ganará aún el salario correspondiente al último año de su contrato como rookie.

El suculento contrato de Davis, me hace reflexionar sobre una gran pregunta: ¿Cuáles son los 10 contratos más lucrativos de la historia de la NBA?

10. Shaquille O’Neal – 120 millones en 7 años (1996-2003) con los Lakers

0831-shaq-jersey-T1

9. Tim Duncan: 122 milliones en 7 años (2003-10) con los Spurs

Spurs Tim Duncan with MVP trophy and David Robinson with Larry O'Brien championship trophy celebrate their NBA Championship after game six of the NBA Finals at SBC Center in San Antonio on Sunday, June 15, 2003.  ( JERRY LARA STAFF )

8. Chris Webber: 122.7 millones en 7 years (2001-2008) con los Kings

PhotoSeries_ChrisWebber1920x1200

7. Joe Johnson: 123.7 millones en 6 años (2010-2016) con los Hawks

136720919_crop_north

6. Carmelo Anthony: 124.1 milliones en 5 años (2014-19) con los Knicks

a_560x375

5. Rashard Lewis: 126 millones en 6 años (2007-13) con los Magic

rashard-lewis

4. Kevin Garnett: 126 millones en 6 años (1999-2005) con los Timberwolves

garnett_mvp_140503_756

3. Jermaine O’Neal: 126.6 millones en 7 años (2003-10) con los Pacers

30 Nov 2000: Jermaine O''Neal #7 of the Indiana Pacers celebrates on the court during the game against the Golden State Warriors at the Arena in Oakland, California. The Warriors defeated the Pacers 99-95.  NOTE TO USER: It is expressly understood that the only rights Allsport are offering to license in this Photograph are one-time, non-exclusive editorial rights. No advertising or commercial uses of any kind may be made of Allsport photos. User acknowledges that it is aware that Allsport is an editorial sports agency and that NO RELEASES OF ANY TYPE ARE OBTAINED from the subjects contained in the photographs.  Mandatory Credit: Jed Jacobsohn  /Allsport

2. Kobe Bryant: 136.4 millones en 7 años (2004-11) con los Lakers

kobe_extension_jim_buss

1. Anthony Davis: ~145 millones en 5 años (2016-21) con los Pelicans

I pick you, you pick me

Aprovechando que se avecina el Draft, os traigo algo diferente. Todos hemos leído ya muchas entradas y publicaciones que hablan sobre los grandes pufos del Draft o de los jugadores que fueron elegidos mucho más tarde de lo que la historia nos ha demostrado a posteriori que merecían. Esta lista no es de esas.

En esta ocasión, gracias a la inestimable colaboración de mi hermano, hemos elaborado un listado con grandes elecciones que triunfaron con la franquicia que les drafteó y se llevaron el anillo luciendo sus colores. Agarraos, porque vamos a hacer un recorrido que va desde el año 75 hasta la actualidad:

1975 – Lionel Hollins (Blazers): Fue elegido en el puesto nº6 por los Portland Trail Blazers donde ganó 1 anillo.

1976 – Dennis Johnson (Supersonics): Uno de los robos del Draft del 76 ya que el cinco veces All Star y 6 veces incluido en el Mejor Quinteto Defensivo fue elegido en el puesto nº29. Ganó el anillo en el 79 con los míticos Supersonics.

GRATEST MOMENT: Seattle Supersonics celebrate victory over Washington Bullets: D. Johnson has champagne poured on his head.  6/1/79, Landover, MD. Credit: Walter Iooss Jr. SetNumber: X23441 TK2 R2 F1

1976 – Mitch Kupchack (Bullets): Elegido por los Bullets en el 76 en el puesto nº13, el actual GM de los Lakers ganó el anillo con los ya extintos Washington Bullets en el 78.

1978 – Larry Bird (Celtics): Poco se puede decir de una de las mayores leyenda de la historia de la NBA. Fue elegido en el puesto nº6 del Draft, por detrás de jugadores cuyos nombres se han desvanecido en la historia como Mychal Thompson o Purvis Short. Bird jugó toda su carrera en los Celtics y ganó el anillo en el 81, el 84 y el 86 (en las dos últimas se coronó además como MVP de las Finales).

hi-res-7008f1690c6a559ac7a53569e2a60c50_crop_exact

1978 – Maurice Cheeks (76ers): El 4 veces All Star fue una de las grandes elecciones del Draft del 78, ya que fue elegido en 2ª ronda…¡en el puesto 36! Ganó el anillo con los Sixers en el año 1983.

1979 – Magic Johnson (Lakers): El base total. Magia pura. Con el nació el Showtime. Earvin ‘Magic’ Johnson fue elegido, como no podría ser de otra manera, en el primer puesto del Draft por los Lakers. En su temporada primera temporada en LA, se llevó el anillo el primero de los 5 anillos que ganaría con los Lakers, convirtiéndose en el único jugador de la historia en llevarse el MVP de las Finales como rookie. Una carrera plagada de éxitos tanto individuales como colectivos, dentro y fuera de EE.UU., lo confirman como una de los mejores jugadores que ha existido y existirá en la historia de este deporte.

1980 – Kevin McHale (Celtics): El actual entrenador de los Rockets fue elegido en el puesto 3 de su promoción. McHale, que jugó toda su vida en Boston convirtiéndose en un mito en la ciudad, ganó 3 campeonatos.

1981 – Danny Ainge (Celtics): Con Ainge, los Celtics encadenaron dos elecciones seguidas para el recuerdo. La leyenda de la franquicia de Massachusetts fue elegida en un puesto patético del Draft del 81 (31). Se hizo con dos anillos en Boston en el 84 y el 86.

1982 – Isiah Thomas (Pistons): Bad boy for life. El pequeño y polémico base de los Pistons dio grandes quebraderos de cabeza durante años al mismísimo Jordan. Fue elegido en el puesto nº2 del Draft del 82 y consiguió 2 anillos consecutivos (89, 90) con unos Pistonts de leyenda.

1982 – James Worthy (Lakers): Otra gran first pick de Los Angeles Lakers. Worthy formó una tridente mágico junto a Kareem Abdul-Jabbar y Magic Johnson en los Lakers del Showtime. Ganó 5 anillos: en el 85, en el 87 y en el 88.

1984 – Hakeem Olajuwon (Rockets): Un pívot de los que ya no hay. Leyenda de las pinturas por sus espectaculares movimiento en el poste, fue elegido el número 1 del Draft del 84 por los Rockets, a los que llevó a ganar dos anillos consecutivos en el 94 y en el 95 (en los que además fue el MVP de las Finales).

Hakeem-Olajuwon

1984 – Michael Jordan (Bulls): Aunque parezca increíblemente, Michael Jordan fue elegido el puesto número 3 de uno de los mejores Drafts de la historia de la liga. Aún resuenan los cabezazos contra la pared del responsable de los Blazers, que eligió a Sam Bowie por delante de His airness.  Considerado el mejor jugador de todos los tiempos, la mítica figura de Jordan tendrá siempre un lugar en la historia como uno de los deportistas más grandes que ha existido y una de las grandes personalidades de nuestra era. Como todos ya sabéis, MJ lideró a los Bulls a ganar 3 anillos consecutivos entre los años 1991-93 y posteriormente otros 3 más entre el 96-98.

90a95ec6f8f1646db5326327b5871821

 

1985 – AC Green (Lakers): Elegido en el puesto 23, se llevó 2 anillos consecutivos con los Lakers (87 y 88).

1986 – John Salley (Pistons): El gran Salley fue elegido por Detroit en el puesto nº11. Consiguió proclamarse campeón de la NBA con sus Pistons en el 89 y el 90.

1987 – Dennis Rodman (Pistons): Un gusano inolvidable, que puso un toque de locura en nuestras vidas. Rodman, de apenas 2 metros, es considerado de los mejores reboteadores y defensores de la historia de la NBA. A pesar de que muchos solo lo conocen por su memorable paso por los Bulls, Rodman tuvo tiempo de ganar 2 anillos con los Pistons y pasar por los Spurs antes de ganar otras 3 veces la NBA junto a Jordan y Pippen.

dennis-rodman-pistons

1990 – Tony Kukoc (Bulls): El alero croata fue elegido en el puesto 29 en el año 90 por los Chicago Bulls con los que ganaría los anillos del 96, 97 y 98 aportando su tiro exterior.

1992 – Robert Horry (Rockets): Ganador donde los haya, se ha proclamado campeón de la NBA en 7 ocasiones; las 2 primeras, con los Rockets (1994 y 1995).

1997 – Tim Duncan (Spurs): Uno de los mejores, sino el mejor, ala-pívot de todos los tiempos. Los Spurs apostaron por él en el Draft del 97 y, desde luego, no pudieron hacer una mejor elección. Duncan es una leyenda activa de la NBA, que forma parte junto con sus fieles escuderos Ginóbili y Parker del trío con más victorias acumuladas en la historia de la liga.  El incombustible Duncan cuenta con un palmarés envidiable con su equipo de toda la vida y ha ganado, por ahora, 5 anillos.

1998 – Dirk Nowitzki (Mavericks): Seleccionado en el puesto nº9, no cabe duda de que el alemán se ha confirmado como la mejor elección en la historia de los Mavericks. El jugador europeo con más puntos anotados en la historia le arrebató el anillo a LeBron James en el año 2011, en el que se hizo también con el MVP de las Finales.

112882-dirk-nowitzki

1998 – Paul Pierce (Celtics): Otro de los grandes nombres de la historia Celtic. Paul Pierce, que al principio no se podía creer que hubiera sido drafteado en el puesto 10 del 98 por los Boston Celtics (es natal de Los Angeles y era fan de los Lakers), se ha ganado a pulso ser un jugador muy importante en la historia verde. Ganó su único anillo en el año 2008, donde se proclamó además MVP de las Finales.

1998 – Manu Ginóbili (Spurs): Uno de los mayores robos de la historia del Draft, Manu Ginóbili fue elegido el penúltimo de su Draft por San Antonio. A sus casi 38 años, Manu cuenta con un prestigio internacional sin precedentes en su natal argentina y ha ganado 4 anillos con los Spurs.

2001 – Tony Parker (Spurs): Tampoco se queda atrás esta elección del ingeniero Popovich. El jugador francés más laureado de todos los tiempos fue elegido en el puesto nº28 del Draft de 2011. A pesar de que la primera vez que entrenó para los Spurs no convenció, la franquicia no pudo acertar más de pleno con Tony P, que a sus 33 años ha conquistado ya la NBA en 4 ocasiones.

130605114130-san-antonio-spurs-nba-finals-2013-tim-duncan-tony-parker-manu-ginobili-single-image-cut
2003 – Dwyane Wade (Heat): El gran Dwyane Wade fue la 5ª elección del Draft del mítico 2003. A pesar de que ahora se especule con sus salida de Miami, el escolta ha jugado toda su carrera en Miami donde ha ganado 3 anillos en los años 2006, 2012 y 2013.

2006 – Rajon Rondo (Celtics): El díscolo base fue la elección nº21 del Draft del 2006. A pesar de sus problemas con el tiro, Rondo se ha confirmado como un base capaz de todo que fue el complemento perfecto para los Celtics del Big Three, campeones de la NBA en 2008.

rajon-rondo-boston-celtics-offseason

2009 – Stephen Curry (Warriors): Este aniquilador de equipos con cara de niño bueno fue elegido en el 7º puesto del Draft de 2011. Tras unos comienzos duros, plagados de lesiones, ha llegado a la cima este año al proclamarse MVP de la NBA y campeón en el mismo año. A este jugador de moda, respetado y querido por todos, se le considera ya como uno de los mejores tiradores de todos los tiempos.

2011 – Kawhi Leonard (Spurs): Otra jugada maestra de los Spurs de Gregg Popovich. Seleccionado el nº15 de su promoción, Kawhi Leonard se proclamó como el MVP de las Finales más joven de la historia en 2014, cuando consiguió su, por ahora, único anillo con los Spurs.

2011 – Klay Thompson (Warriors): Miembro integrante de los Splash Brothers, el escolta, elegido por los Golden State Warriors en el puesto nº11, por detrás de jugadores como Vesely, Derrick Williams o Jimmer Fredette, vive un momento mágico tras proclamarse campeón del mundo el verano pasado en España y campeón de la NBA en la temporada 2014/15.

aasb175

2012 – Draymond Green y Harrison Barnes (Warriors): No cabe duda de que los Warriors han cocinado a fuego lento su éxito actual gracias a enormes elecciones en los Drafts de los últimos años, entre las que no podemos olvidarnos de Green (puesto 35) y Harrison Barnes (puesto 7).

hi-res-150578334-draymond-green-and-harrison-barnes-of-the-golden-state_crop_exact

Expediente Yao

226 centímetros de eficiente trabajo en el poste bajo. Estandarte del baloncesto chino en el mundo durante casi 10 años. Icono mediático, figura pública e ídolo de masas en el cada vez menos Lejano Oriente. Un espécimen sobrenatural en el mundo que supera en más de medio metro la estatura media de su país. ¿Su nombre? De todos conocido ¿Su historia? La que menos esperas.

HOUSTON - JANUARY 21: Yao Ming #11 of the Houston Rockets poses in his 2009 All Star Uniform at the Toyota Center on January 21, 2009 in Houston, Texas.  NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and/or using this Photograph, user is consenting to the terms and conditions of the Getty Images License Agreement. Mandatory Copyright Notice: Copyright 2009 NBAE (Photo by Bill Baptist/NBAE via Getty Images)
Yao Ming posa con su uniforme de All Star en 2009 (Foto de Bill Baptist/NBAE via Getty Images)

A pesar de que nos suene a la fantasía paranoica de un fan de lo conspiratorio, o al argumento enrevesado de un superhéroe americano, la búsqueda genética del atleta perfecto es una realidad que ha traído de cabeza a ciertos gobiernos y estados desde hace generaciones. Y de esto, mucho saben en China. Según Brook Lamer, autor de Operation Yao Ming, el nacimiento de Yao Ming fue un acontecimiento que el gobierno chino esperaba con ansia desde hace décadas. En su afán por crear el atleta idóneo, el diversos trabajadores de dicho gobierno estudiaron y controlaron a la familia de Yao durante dos generaciones para asegurarse de que los genes de sus antecesores eran los adecuados para la concepción de este super jugador. El abuelo de Yao Ming fue hace ya casi 100 años uno de los hombres más altos de Shangai, sin embargo, cuando el gobierno chino dio con él, ya era demasiado viejo para aplicar su plan maestro. Sin embargo su hijo, Yao Zhiyuan, padre de Yao Ming que medía 2.05 m, era el candidato perfecto. Yao Zhiyuan pronto se vio pronto involucrado en el programa maestro que el gobierno llevaba preparando concienzudamente durante años. Según cita Lamer, diversos oficiales del estado “animaron encarecidamente” a Zhiyuan para que se casara con Fang Fengdi, de 1.82 m, que era una de las mujeres más alta de China en el momento.

Fang Fengdi (L) and Yao Zhiyuan (R) watch their son, Houston Rockets center Yao Ming play against the Detroit Pistons in Houston, Texas March 22, 2007. Fang is 6'3
En imagen Fang Fengdi y Yao Zhiyuan, los padres de Yao Ming. Foto de Dave Einsel.

Fang Fengdi, madre de Yao, había servido a la Guardia Roja china durante la famosa revolución cultural del país del sol naciente y era especialmente conocida por ser una ardiente patriota y devota maoísta, por lo que se mostró entusiasmada ante la posibilidad de formar parte de un proyecto nacional de tales dimensiones. El resultado de esta unión más que anticipada fue el nacimiento el 12 de septiembre de 1980 de Yao Ming, la gran esperanza del gobierno chino. Al nacer, Yao pesó aproximadamente el doble de lo que pesa un recién nacido en China.  A los 8 años, ya había superado la media nacional de estatura de un hombre adulto, superando con creces las expectativas de crecimiento que se habían depositado sobre el chico. Un año después, tras analizar su caso, diversos médicos especializados en deporte determinaron que el chico podría superar los 2.20 metros.

p5fi1
Yao Ming de niño. Foto vía thehoopdoctors.com.

No obstante, este era solo el primer paso. Aun restaba la segunda parte. Ell pequeño Yao se vio embarcado a los 8 años en un intenso programa de formación en baloncesto que incluía repetitivos y constantes ejercicios. «Al chico no le gustaba nada el baloncesto ni se le daba bien. Odió este deporte durante una década», asegura una vez más Lamer, que llega a aventurarse a decir que además fue hormonado para optimizar su proceso de crecimiento:

«Durante la década de los 90 el gobierno chino utilizó todo tipo de medidas para aumentar la fuerza y la resistencia de sus atletas»

A los 13 años hizo las pruebas para pasar a formar parte de la cantera de los Shanghai Sharks, el equipo más importante de su ciudad. Para conseguir que le incluyeran, se dice que entrenaba durante unas diez horas diarias (Ric Bucher, A Life in Two Worlds). Tras conseguir su inclusión, Yao jugó durante 4 años en las categorías inferiores, donde mejoró poco a poco su rendimiento y su juego. Transcurrido ese período, el pívot recaló en el primer equipo, en el que jugaría durante 5 temporadas aumentando sus números progresivamente hasta promediar 32.4 puntos con un 72% de acierto y 19 rebotes por partido en su última campaña en China:

Year Team GP RPG APG FG% FT% PPG
1997–98 Shanghai 21 8.3 1.3 .615 .485 10.0
1998–99 Shanghai 12 12.9 1.7 .585 .699 20.9
1999–00 Shanghai 33 14.5 1.7 .585 .683 21.2
2000–01 Shanghai 22 19.4 2.2 .679 .799 27.1
2001–02 Shanghai 24 19.0 1.9 .721 .759 32.4

En 2002, Yao Ming se inscribió en el Draft de la NBA, donde saldría elegido en el puesto nº1 por los Houston Rockets. El resto de la historia, probablemente ya lo conozcáis más que de sobra: una figura dominante en la pintura durante años en la NBA y a nivel internacional hasta que poco a poco las lesiones mermaron su juego y posteriormente le llevaron a retirarse anticipadamente en 2011. Para el gobierno chino, un proyecto de éxito que se ha convertido a Ming en un símbolo en su país a pesar de su truncada carrera. En nuestras retinas, miles de momentos e imágenes para el recuerdo. http://www.youtube.com/watch?v=htm7b_saqcs

And the Oscar goes to…

Acabó la temporada regular; es tiempo de Playoffs. Tras una trepidante campaña, los 16 mejores equipos de la NBA se disputan uno de los anillos más disputados de los últimos años. Comienza la tensión, aumenta la presión y se aceleran las pulsaciones. Es ganar o morir.

Sin embargo hay un apartado de la temporada regular que aún no se ha cerrado: los premios. Como cada año, la NBA galardona a los mejores jugadores de la liga y destaca a los jugadores más determinantes en distintas áreas del juego.

Este año, voy a intentar hacer de Nostradamus y acertar quiénes se llevarán los galardones. Nota: Mis previsiones no implican necesariamente que comparta esa opinión.

Entrenador del Año

La cosa está entre dos nombres: Mike Budenholzer (Atlanta Hawks) y Steve Kerr (Golden State Warriors). Ambos equipos han acabado la temporada como líderes de sus respectivas conferencias con unos récords magníficos. Ambos han dominado y sorprendido a sus rivales y ambos, ciertamente, los merecen.

mikebudenholzer-stevekerr-428549884
Va
vel

No obstante, en mi opinión creo que la NBA premiará a Mike Budenholzer puesto que, si se permite la expresión, ha sacado petroleo de donde aparentemente no lo había. Con una plantilla sin demasiadas estrellas, inferior sobre el papel si la comparamos a la de Kerr en los Warriors, ha logrado hacer de los jugadores una piña y alcanzar el éxito mediante el juego en equipo.

Jugador Defensivo del Año

Quizá uno de los premios que más polémica suele suscitar. Hace dos temporadas la elección de Marc Gasol levantó muchos ampollas y escoció a muchos jugadores que se veían con más posibilidades de hacerse con el galardón.

Por supuesto hay varios nombres sobre la mesa: Anthony Davis, Kawhi Leonard, pívots como Nerlens Noel, Hassan Whiteside, Howard o el propio Marc Gasol… sin embargo, como ocurría con el caso anterior me decanto por 2 grandes favoritos: Draymond Green y DeAndre Jordan.

draymond-green-deandre-jordan-nba-los-angeles-clippers-golden-state-warriors-850x560
C
ND Fansided

Personalmente apostaría por DeAndre. Su año ha sido espectacular, siendo el líder en rebotes por partidos de la liga y el 5º que más tapones coloca. Ambas estadísticas y muchas otras, aderezadas con su toque de espectacularidad y dominio aplastante, pueden aupar a este gigante a llevarse el  que sería su primer DPOY.

Por supuesto el año de Green ha sido también magnífico, siendo el referente defensivo de unos Warriors históricos y contribuyendo en todos los aspectos defensivos de su equipo pero creo que también puede influir mucho en que no se lleve el premio el hecho de que el MVP y el Entrenador del Año puedan acabar en Golden State. No sería lo habitual que tantos reconocimientos acabaran en un mismo equipo, al menos, no en la NBA.

Sexto Hombre del Año

Complicado de nuevo de determinar pero esta temporada me quedo con Lou Williams.

lou-williams-nba-milwaukee-bucks-toronto-raptors-850x560
C
ND Fansided

Los Raptors han culminado una temporada sensacional, muy en consonancia con la segunda mitad de la temporada pasada, y Williams ha aportado anotación desde el banquillo: 15 ppp, con un promedio de casi 2 triples por encuentro y un 86% de TL.

Otros nombres que suenan son Andre Iguodala, Isaiah Thomas, Jamal Crawford o Rudy Gobert.

Jugador Más Mejorado

En este caso seré más directo: veo difícil que no se lo lleve Jimmy Butler. Casi todos los medios apuntan a que el escolta de los Bulls de Chicago tiene todas las papeletas para hacerse con este premio y realmente ha hecho méritos para conseguirlo. Básicamente se podría decir que en el mismo tiempo, ha mejorado en todas las facetas. Estas son, a modo resumido, sus estadísticas la temporada pasada y esta:

2013-14: 38.7 MIN, 13.1 PPP (39,7% TC, 28,3% T3), 4.9 RPP, 2.6 APP
2014-15: 38.7 MIN, 20 PPP (46,2% TC, 37,8 T3), 5.8 RPP, 3.3 APP

jimmy-butler-nba-preseason-atlanta-hawks-chicago-bulls5CND Fansided

Novato del Año

De nuevo, este es fácil: Andrew Wiggins se hará con el Novato del Año.

La lesión de Jabari Parker eliminó del panorama a su rival más directo y las limitaciones de minutos en algunas partes de la temporada regular, véase el caso de Mirotic, o el rendimiento irregular de otros ha puesto en bandeja el premio a Wiggins.

Wiggins ha jugado sin ataduras en un equipo que no aspiraba a nada y que básicamente le ha dejado hacer lo que quería en cancha.

dc3dbbe213557a081c2bcaa79651b9d5_crop_north
B
leacher Report

MVP 

La pregunta del millón…¿Curry o Harden? Si seguís el blog ya sabréis cuál es mi respuesta: Stephen Curry.

hi-res-413527fdfa80463da409a54a22715fe5_crop_north
B
leacher Report NBA

Para no explayarme mucho, haré un resumen de lo que expliqué de manera detallada y documentada en Cuatro hombres y un destino. Creo que el peso del espectacular número de victorias de los Warriors, unido a las grandes estadísticas del base, van a jugar un papel determinante en la votación. Curry reúne también otra serie de factores de valor para los votantes como que es buen compañero, ha jugado prácticamente todos los encuentros, es deportivo y ha trabajado para mejorar sus puntos débiles.

Cuatro hombres y un destino

La carrera por el MVP se ha reducido prácticamente a cuatro nombres: Stephen Curry, James Harden, LeBron James y Russell Westbrook. A poco más de dos semanas para que concluya la temporada regular, estos cuatro jugadores se postulan como los verdaderos candidatos a hacerse con el trofeo al mejor jugador del año.

POSTER1 (2)

A continuación analizaré brevemente la trayectoria de cada uno para concluir con mi veredicto final sobre quién creo, insisto creo, que se hará con el MVP salvo sorpresa mayúscula como lesión o bajón de rendimiento repentino.

LeBron James

The King regresaba triunfantemente este verano a su adorada Cleveland con un solo cometido, liderar a la franquicia de Oregon hacia el ansiado anillo. El nuevo Big Three formado por LJ, Kyrie Irving y Kevin Love aupaba considerablemente las opciones del equipo de conseguirlo y, a priori, las de LeBron de ser una vez más el mejor jugador de la liga.

Sin embargo, LeBron no ha tenido la más regular de las temporadas. El comienzo dubitativo del equipo, con rumores de despido de Blatt y de mal rollo en el vestuario, no ayudaron precisamente a que las estadísticas del Rey fueran las más destacadas.

librarysurvey (2)
B
allerz

A pesar de ello, los Cavaliers han sido durante toda la temporada uno de mejores ataques y, desde el parón por el All Star, lideran en términos ofensivos la liga. LeBron ha contribuido enormemente a ello al ser el líder de los Cavs en puntos, asistencias, robos, tiros libres y PER, entre otros muchos campos.

Otro dato significativo a su favor es que su equipo recibe 102.2 puntos por 100 posesiones cuando él está en pista mientras que cuando está en el banquillo, la cifra se eleva a 107.3. Solo los Minnesota Timberwolves y los Knicks tienen peores registros.

Estas y muchas otras estadísticas dejan claro que LeBron es el eje principal de los Cleveland Cavaliers y que sigue siendo un jugador tremendamente decisivo en todos los sentidos de la palabra.

 Russell Westbrook

Lo que Westbrook ha hecho desde el parón para el All Star ha sido sencillamente memorable. Sus cifras han sido espectaculares, inhumanas. Las impresionantes estadísticas individuales que el explosivo base ha registrado durante febrero y marzo nos han hecho retrotraernos a los récords de hace varias décadas.

De seguir en su línea actual, Russ sería el cuarto jugador en la historia en promediar durante una temporada 27 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias por partido. Ha sido capaz de mantener a los Thunder vivos en la lucha por los playoffs, llevando a su equipo a tener un récord de 19-13 en los partidos que los de Oklahoma han jugado sin Kevin Durant. Sí, ese chico que resulta ser el vigente MVP.

1427488853
Estadísticas de Russell Westbrook desde el All Star hasta el 27/3

La historia nos dice que Westbrook lo tiene, a pesar de su espectacular juego en los últimos meses, muy difícil para conseguir el MVP: de los 59 premios al mejor jugador que se han entregado en la historia de la NBA, 54 de ellos han ido a recalar en jugadores cuyos equipos habían acabado el curso entre los 4 mejores.

El único caso similar, o incluso peor, que ganó un MVP fue el de Bob Pettit allá por 1956. Tras promediar 25.7 puntos y 16.2 rebotes por partido, Pettit se hizo con el galardón a pesar de que su equipo, los St. Louis Hawks, tuvieran un récord de 33-39.

James Harden

Su tercera temporada ya en los Rockets le ha sentado de miedo a la barba. Se ha confirmado (aún más) como uno de los jugadores más temidos y decisivos de la liga. Sus promedios individuales dan miedo y además ha sabido mantener a la franquicia tejana en la parte alta de la clasificación a pesar de la larga lesión de Dwight Howard.

Harden representa una amenaza constante para sus defensores como reflejan principalmente dos estadísticas: por un lado es el segundo jugador que más puntos anota por partido (27.2) y por otro es el jugador que más tiros libres saca (739 frente a los 571 de Westbrook, segundo en esta clasificación).

benefits (2)
B
allerz

A pesar de sus grandes actuaciones individuales (entre los que destaca su partido de 50 puntos), y de liderar a su equipo en puntos, asistencias y robos, el escolta asegura que no le quita el sueño el ganar o no el MVP: «Estoy disfrutando mucho los últimos partidos e intentando sumar victorias mientras que Dwight no ha estado con nosotros. Sinceramente no sigo mucho las estadísticas de los otros candidatos al MVP (…) Yo solo me centro en lo que puedo controlar e intento dar lo mejor de mí cada noche».

Cabe destacar que en la última actualización oficial de la página de la NBA, James Harden lidera la denominada como MVP Ladder.

Stephen Curry

El líder del equipo líder de la NBA. Así de llano y sencillo.

Stephen Curry ha evolucionado hasta convertirse quizá en el jugador más desequilibrante en la liga. Su increíble muñeca, que le lleva a liderar la NBA holgadamente en triples anotados entre otras muchas estadísticas, hace que sea capaz de anotar triples que como ya hemos visto en muchas ocasiones parecen sacados de un videojuego.

avatar (2)
B
allerz

Los éxitos de su equipo, campeones de su división por primera vez en casi 40 años y en cabeza de la clasificación global de la liga, no hacen sino mejorar las posibilidades del base de hacerse con el MVP. Steph ha conseguido unir el éxito individual al éxito colectivo, algo que se valora enormemente a la hora de las votaciones.

Veredicto final

Tras realizar este análisis no me gustaría explayarme en exceso a la hora de expresar quién creo que se llevará el MVP. En primer lugar descarto a LeBron James, a pesar de todo lo que un jugador tan mediático como Bron conlleva, por su ‘irregularidad’ (si se me permite en un jugador tan grade como él) y por una superflua merma en algunas de sus estadísticas individuales frente a otros años.

En segundo lugar, descarto a Russell Westbrook esencialmente por el récord de su equipo. También puede entrar en juego que su inicio de temporada quizá fue también algo más flojo y en un premio como el MVP se suele premiar y mucho la regularidad.

Finalmente llegamos al debate más arduo: James o Steph. En este duelo me decanto, eligiendo así mi favorito para el galardón, por Curry. Como he comentado anteriormente creo que el peso de las victorias de los Warriors, unido a las grandes estadísticas del base, van a jugar un papel determinante en la votación. Además Curry reúne también otra serie de factores de valor para los votantes como que es buen compañero, ha jugado prácticamente todos los encuentros, es deportivo y ha trabajado para mejorar sus puntos débiles.

Si tuviese que apostar mi dinero por alguien, sería por Stephen Curry.